Nuestra Boda.

Bueno, el año se acaba... y este año han pasado tantas cosas.... demasiadas, creo yo. Muchas cosas buenas, otras no tanto... y otras en fin.... que jamas te imaginas que te van a pasar a ti. Pero hoy quiero hablar de cosas bonitas, y evidentemente, lo mas bonito que me ha pasado este año ha sido nuestra boda.

He estado mucho tiempo pensando en cómo hablar de todo aquí, que como ya he dicho muchas veces, en mi pequeño rincón, un rincón donde me gusta dejar huella de todas las cosas que se me pasan por mi cabeza.

He estado buscando por Internet gente haciendo el típico tag de preguntas pero sobre su propia boda. La idea era copiarlo aquí y así poder hablar de todo lo relacionado con ese día. Pero finalmente no he encontrado nada, o al menos nada que me gustase. Así que he pensado en inventármelo yo misma. Mi propio TAG de Nuestra Boda.

Voy a empezar con los preparativos.

He de decir que era la primera vez en mi vida que me ponía a organizar algo tan importante como una boda, y ya no solo una boda... sino Nuestra boda. Y encima, teníamos el problema que tenia que ser muy económica, un tema muy complicado cuando se trata de una boda, porque daba igual a donde fueras, era decir la palabra BODA y te inflaban el precio de manera desorbitada...

El vestido de la novia.
Yo tenia muy claro que quería ir de blanco y de princesa, un sueño desde niña. Pero a la hora de la verdad y cuando te pruebas varios.... por lo menos en mi caso, al final me di cuenta que lo que quería era verme mas adulta, y no la típica muñequita de tarta. Así que me decidí por un vestido blanco, sencillo, ceñido a mi cuerpo y con un detalle muy bonito en la espalda.

Como pequeño consejo os diré que no os centréis en una sola tienda.... que miréis mucho, y no cometáis el mismo error que yo. A mi al final las “modistas” de la propia tienda me la jugaron pero bien... así que mucho cuidado con ese tema, y sobre todo ir siempre con alguien que entienda un poco mas que vosotras.

  
























El ramo.
Mi ramo siempre será muy especial puesto que fue hecho por mi madre. Ademas de que fue el primer ramo de novia que montaba. Lo hizo con mis flores favoritas, las rosas rojas y blancas. 









El novio.
Bueno en este apartado poco tengo que decir, mi novio siempre ha sido muy sencillo, demasiado a veces... vamos que si me descuido se me presenta en chandal, así que en su caso nos fuimos una tarde a una tienda normal de trajes de chaqueta y todo listo en una tarde. Traje negro, corbata roja y pañuelo en el bolsillito. Listo y súper guapo que iba mi maridito.


Los detalles.
Donde mas me comí el coco fue en los detalles.... Al final no fue tanto como nos pensamos y fue todo muy sencillo. Los preparó todo mi madre que es un hacha con las manualidades. Tanto los detalles para los invitados como las bolsitas de arroz y los alfileres.  

El gran día. 22/10/2016

Siempre he escuchado decir a todo el mundo. “Mi boda fue perfecta” “mi boda no pudo salir mejor...” en fin... yo no voy a decir que ese día no fuera el mejor, pero evidentemente ese día salieron muchas cosas mal, cosas que ahora las pensamos y nos reímos... pero en ese momento... en fin...

Una de las primeras cosas que salieron mal fue la lluvia, y es que en verdad, al escoger la fecha nos arriesgamos de que ese día lloviese... pero no, ese día no llovió... ¡¡¡¡DILUVIÓ!!!!
Empezó a caer agua desde las seis de la mañana y no paró en todo el día.

Durante la mañana todo fue muy bien en mi casa, la peluquera vino a su hora y me preparo súper rápida, las fotógrafas llegaron también a su hora e hicimos muchísimas fotos... todo esto mientras escuchábamos los truenos y la lluvia. Vamos, una boda muy gótica.

A consecuencia de la lluvia tuvimos que salir todos a la vez para poder llegar al sitio de la ceremonia, puesto que el camino normal estaba cortado. Así que yo llegué mucho antes de lo esperado al sitio de la ceremonia, y para colmo el novio llegó ¡¡¡20 minutos tarde!!! ¡¡¡¡el NOVIO!!

Yo en ese momento ya estaba atacada de los nervios en el coche esperando, pero bueno... finalmente la ceremonia empezó, tarde... pero empezó.

La ceremonia fue muy bonita, tuvimos la suerte de que el concejal que nos casó lo hizo muy bien y muy amena, no fue ni muy corta ni muy larga. Mi entrada también fue un momento muy especial para mi, ya no solo porque me llevaba mi padre, que era otro sueño cumplido, sino porque al llegar a donde se encontraba mi novio, pude ver esas lagrimas de emoción. Jamas imaginé que pudiera pasar algo así. Será otro momento que jamás olvidaré.

Y finalmente el broche de oro a la ceremonia lo puso mi hermano con su discurso.
Yo tenía muy claro desde el principio que quería que fuera él el que hablara ese día tan especial, pero jamás me imaginé que el hijo de su madre lo iba hacer tan bien. Nos hizo llorar a todos.

Después la gran salida de los novios, otro de mis momentos favoritos, donde nos echaron más de 6 kilos de arroz... y de verdad que no exagero, qué de arroz dios mío.... Y todo esto mientras seguía lloviendo a mares. No nos olvidemos.




























Regalos de boda.
He de decir que tuvimos la suerte de que algunas personas nos hicieron regalos muy especiales para ese día. Como fueron las alianzas, el reportaje de fotos, parte de mi vestido, las copas para brindar en la ceremonia, parte del viaje de novios... en fin, que hemos tenido la gran suerte de tener a nuestra familia y unos pocos amigos que nos quieren muchísimo, y no hay palabras para agradecer tanto cariño.





















Bromas de la familia.
En nuestro caso fueron nuestras madres las que el día ante nos “hicieron la cama” y incluyeron alguna que otra bromita. Como podéis ver en la foto nos llenaron la casa de vasitos de agua, aunque tampoco se portaron muy mal porque nos pusieron el dormitorio muy bonito.





Viaje de novios.

Bueno, nuestro viaje también fue muy económico. Nos hubiera gustado irnos a algunas isla de veraneo o algo así pero la fecha escogida no acompañaba mucho, así que finalmente decidimos irnos a Madrid. Yo me moría de ganas de ir y además pudimos compartir un poquito de nuestra luna de miel con mi madrileña, Nieves, que por desgracia nos faltó el día de la boda. El viaje fue muy cortito pero muy intenso, y amenazamos con volver más de una vez.






Y hasta aquí seria el Tag.  


He de decir que a pesar de todos los contratiempos, al final todo acabo bien, y pasamos un día muy bueno. Lo único malo que nos trajo la lluvia fue no poder ver a varios amigos que por el mal tiempo les fue imposible ir.

También quiero hablar de mis dos niñas. Yo desde el principio siempre estaba diciendo que en mi boda no iba a tener damas de honor, pero al final las tuve y a lo grande. Ellas solas se ganaron ese pedazo de titulo. Mi Sharo, mi magüera, fue mi hada madrina días antes de la boda porque pudo solucionar mi problema con el vestido, y lo dejo inmejorable. Vino con su aguja mágica la misma mañana de la boda para dejarme perfecta.

Y mi otra niña, mi sister. Estuvo ahí en todos los preparativos de la boda, fue la encargada de repartir todo antes de que yo llegara, y sobre todo fue una de mis testigos. Todo hubiera sido un desastre si no llega a ser por vosotras dos. Muchísimas gracias de corazón.

Y ya por ultimo y no por ello menos importante también tengo que agradecerle mucho a mi fotógrafa oficial, mi wedding planner y mi no-tita favorita que gracias a ella nuestra boda fue mucho mas especial de lo que nosotros jamas hubiéramos imaginado.


Y hasta aquí otro momento de mi vida.  



4 comentarios:

Maria Jesus Sanchez Mateo dijo...

Hola Rocio,me ha encantado como has resumido ese día tan bonito para vosotros.Besos de vuestros tíos y prima.😚😚😚Juan,Lorena y Maria Jesus.

Maria Jesus Sanchez Mateo dijo...

Hoola Rocio, me ha encantado como has relatado él día mas importante de vuestras vidas,besos de Juan Lorena y Maria Jesus,besoss😚😚😚

Scheherazade Miranda dijo...

Si es que, si es que. <3<3<3<3<3<3<3<3
Desde el ordenador no puedo poner corazoncitos :(
Gracias a ti por todo, porque te lo mereces.

PD: Mi fundí, qué bonita es.

Anónimo dijo...

Realmente estas preciosa e irreconocible. Es normal que al novio se le escaparan esas lagrimas de emoción. Por las fotos parece que ya no eres esa niña que conocí y que me enamoro.
Todavía me duele haberte perdido pero quiero pensar que si diste el paso de casarte con él es que realmente eres feliz.
Disfruta y recuerda que aun eres importante para mi y espero de verdad que algún dia podamos hablar como antes.