No me gustan las Etiquetas.

Estamos en el mes de Junio y como algunos sabéis, y si no lo sabéis ya, Youtube o Facebook te avisarán de ello. En este mes se celebra el día del orgullo Gay. Y bueno, yo no soy la persona más indicada para hablar de estos temas. Soy Heterosexual y apenas sé nada sobre todas las “etiquetas” que existen. Y precisamente vengo a hablar de eso, de las etiquetas.

Desde hace mucho tiempo sigo a muchísimos Youtuber, y entre ellos algunos hablan sobre el LGTB y todo lo relacionado con el tema. Y veo bien que exista gente que se dedica a abrir los ojos a los demás,  a intentar explicar el por qué de las cosas, y sobre todo a mí me encanta saber más.
Pero desde hace un tiempo creo que están llegando a un nivel… en fin que lo veo absurdo en todos los sentidos.  Y de verdad no quiero ofender a nadie… pero realmente es lo que pienso.







Lo último de lo que he escuchado hablar ha sido de los pansexuales que a grandes rasgos son como los bisexuales…. En fin… esto es como las galletas oreo, que intentan vendértelas más finas y más caras… es decir… ¿Es necesario? ¿De verdad?  Para que entendáis lo que quiero decir os voy a dejar aquí la definición según Wikipedia de la pansexualidad.

La pansexualidad es una orientación sexual humana caracterizada por la atracción sentimental, estética, romántica o sexual hacia individuos independientemente de su género. La pansexualidad puede ser considerada una orientación sexual por si misma o una rama de la bisexualidad

Y mi pregunta es… ¿es necesaria otra rama de la bisexualidad? Realmente creo que este tipo de personas que intentan definir y etiquetar todo aquello que sienten o dejan de sentir se están perjudicando a sí mismo.  Nuestra sociedad es demasiado complicada para intentar que todo el mundo entienda cada una de las ramas de una sexualidad, o de un sentimiento o de una atracción. Si cada persona tuviera que explicar por qué siente lo que siente creedme que no sería capaz… es más… hasta a mí ahora mismo me está costando explicarme.

En grandes rangos quiero decir que el amor, la atracción física, el sexo, los sentimientos… todo es válido, todo es bonito y todo es placentero. ¿Por qué tenemos que explicarlo?
Como ya he dicho antes se supone que según las etiquetas yo soy heterosexual porque me gustan los hombres, pero si algún día decido estar con una mujer, o acostarme con una mujer, no tendré la obligación de explicar por qué lo hago,  y no tendré que ir corriendo a mis redes sociales y gritar “Oyeee que me he acostado con una tía.” De verdad… no veo la necesidad.

Con todo esto no quiere decir que  esté en contra del día del orgullo gay, no vayáis a confundir mis palabras. Sé perfectamente que ese día es necesario y que seguirá siendo durante mucho tiempo por desgracia…  Pero creo que ciertas cosas, ciertas etiquetas no son necesarias y que están complicando que la sociedad termine de aceptar las cosas.

Cuando yo veo a dos personas que son pareja, o que simplemente están juntas no voy y les pregunto:
    -Oye ¿que sois? Lesbianas, gay, trans, pansexuales, asexuales, etc…
   -¿Pero estáis juntas, sois pareja de verdad o solo es sexo?

Pues no, como a mí no me avasallan a preguntas yo no tengo porque avasallar a nadie.  Es así de simple.

Conclusión:
Viva el SEXO el AMOR y TODO LO BUENO DE LA VIDA. 




28 de Junio