Tu mirada...

 Yo prefiero quedarme con TU FORMA DE MIRARME, con TU FORMA DE SONREÍRME, antes que con tus palabras. 

Porque las palabras se las lleva EL VIENTO y UNA MIRADA vale más que MIL PALABRAS. 







29/05/17